Aina Buforn, Entrevista, Expocómic 2014, J.David Navarro

Azpiri tiene en sus planes resucitar el personaje de Lorna para un libro más

Llegó a Expocómic a punto de echar el cierre a un proyecto pero con dos o tres más en la cabeza para el futuro. Es la forma de supervivencia en la jungla que es la industria del cómic, pero claro, no todos los exploradores de esta selva llevan casi medio siglo trabajando de forma ininterrumpida. Azpiri se queja de las consecuencias que esto le ha dejado como herencia en las manos, sin embargo, no deja de trabajar. Para este autor referente de la época dorada del cómic en España, dibujar en su forma de vida.

Texto: J.David Navarro / Fotografía: Aina Buforn

Alfonso Azpiri (Madrid, 1947) fue a Expocómic para presentar el primer tomo de la edición integral de Lorna, su personaje más famoso. Creyó que llevarlo físicamente sería la mejor forma para que el público le echase un vistazo ya que “lo empezamos a vender por Internet pero nadie lo conoce” reconoce el madrileño. Hace ahora unos ocho meses que abrió junto con Esteban Maroto una plataforma de venta digital llamada IFAA. Pero muy a su pesar, cree que a finales de este mes tendrá que cerrarla. El objetivo era trabajar bajo pedido y ahorrar costes porque querían acabar con la costumbre de hacer tiradas de las que después no se vende todo. Pero la cosa no ha acabado de funcionar.

“En Estados Unidos funciona muy bien la venta por Internet pero aquí en España todavía no estamos acostumbrados. Nos gusta comprar con el cómic en las manos” me explica. Azpiri sabe de lo que habla ya que conoce bien el mercado americano donde tiene bastantes lectores. Precisamente, el hecho de no haber podido llegar a su público americano con la plataforma IFAA por “las muchas zancadillas” ha sido uno de los motivos de más peso para que Azpiri se haya parado a pensar seriamente en el cierre de la web.

Azpiri

Pero ni de coña esto le va a parar los pies. En mente ya tiene los tres integrales de Lorna que completarían la serie que acaba de empezar este año. “Lo tengo hablado con alguna editorial” deja caer Azpiri. Le pregunto, también, por los rumores que circulan desde hace tiempo en Internet sobre la publicación de un libro que documentaría su trayectoria en el cine. Y no lo niega: “quiero que salga el próximo año”. Azpiri ha trabajando haciendo storyboards, diseño de ambientes, personajes e, incluso, carteles como el de la película Rojo Sangre (2004). A lo largo de los años se han cruzado en su camino otras películas como El caballero del dragón (1985) o El rey de la granja (2002) y otras tantas que “dan para un libro y, además, un libro gordo” bromea Azpiri.

Dibujante en una familia de músicos

Alfonso Azpiri creció en una familia de músicos. Algo de eso sabíamos, lo que desconocíamos por completo es que logró acabar la carrera de piano que como sabéis es uno de los estudios que más años requiere. Estuvo tocando seis años en un grupo con el que actuó en las salas más importantes de España. Fue antes de que diese el salto a la industria del cómic. “En la casa que tengo en la sierra conservo todavía un piano electrónico aunque lo tengo guardado” me cuenta Azpiri. Admite que ya no tiene tiempo, se tira todo el día dibujando y, además, “de usar tanto el lapicero tengo los dedos como morcillas”.

Azpiri

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s