Entrevista, Expocómic 2014

Madrid estrena artist alley

El artist alley es una zona dentro de los salones de cómic donde los autores pueden vender su trabajo directamente al público sin la intermediación de la editorial. Por eso, los dibujantes que forman parte de esta iniciativa aprovechan para promocionar su trabajo más personal. La primera vez que se ha organizado algo así en Madrid ha sido durante la última edición de Expocómic. Aprovechamos la ocasión para hablar con algunos de los participantes.

Texto: J.David Navarro / Fotografía: Aina Buforn

En España la han bautizado como “La Isla” pero esta iniciativa de reunir a un grupo de autores que venden su trabajo más personal se conoce internacionalmente como artist alley. Por lo tanto, no es difícil imaginar que donde más tradición tiene es en los países anglosajones. Especialmente en Estados Unidos donde se lleva haciendo muchos años. Eso implica que el espacio dedicado a un artist alley sea diferente. “Aquí habrá unas 15 mesas” me comentaba Javier G. Pacheco, “pero en Londres se pueden juntar unos ciento y pico autores”.

Javier G. Pacheco

Javier es uno de los participantes y, como véis en la imagen principal, sus ilustraciones son terriblemente buenas. Él me cuenta que la idea de montar “La Isla” surgió gracias a la iniciativa de Pedro Delgado, dibujante que trabaja en el diseño de “Fella” la mascota de Devian Art. “Todos los que estamos aquí somos amigos, Delgado nos propuso la idea y decidimos apoyarla para probar cuál podía ser el resultado” dice Javier. Pero lo cierto es que antes de que llegase a Madrid, el estreno oficial en España fue en el Salón del Cómic de Barcelona donde se hizo “la prueba de fuego”.

Hay muchas razones por las que un dibujante se podría interesar por una iniciativa así. La primera es la posibilidad de tener un contacto más personal con la gente. Y, por lo tanto, “te ayuda mucho a la autopromoción como artista” me cuenta Nacho Arranz quien ya participó en la primera edición de “La Isla” en Barcelona. Arranz también considera que la rentabilidad, al menos en su caso, es positiva. “El primer día ya cubrí los gastos de estand, por lo tanto, a partir de ahí todo lo que he vendido han sido ganancias” dice.

Nacho Arranz

Puede haber ganancias pero suelen ser “un suplemento al sueldo fijo” puntualiza María Emegé. La ilustradora vende sus acuarelas principalmente porque disfruta haciéndolas y porque suponen una ayuda económica. Las commissions, sketch books, originales o pósters que se venden durante un salón de cómic nunca llegan a sustituir un sueldo de un dibujante. María nos hace mirar alrededor para comprobar que uno de los rasgos llamativos de “La Isla” es que consigue reunir a autores que trabajan para Marvel, DC u editoriales europeas, con aquellos que como en su caso no viven únicamente de sus dibujos. Así que la unión de este grupo de amigos de profesión para impulsar nuevas formas de promocionarse es una de las cosas más importantes. Por eso queríamos pararnos hoy lunes a hablaros sobre “La Isla” a quién le deseamos lo mejor para sus futuras ediciones en 2015.

María Emegé

 

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s